Fallo incluiría los aspectos que no pudieron ser zanjados en fallida conciliación de marzo.

Fuente: El Mercurio de Antofagasta. 24 abril de 2018.


Con un hermetismo máximo. Así se ha manejado todo lo relativo a la redacción del fallo del Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta por la reclamación de Andes Iron en contra de la resolución del Comité de Ministros que rechazó el proyecto minero – portuario Dominga.

Los expertos coinciden en que son tres los escenarios más probables que tiene el tribunal para dictar la esperada sentencia: aceptar la petición de la empresa y retrotraer el proceso de evaluación ambiental hasta antes del Informe Consolidado de Evaluación (ICE), ratificar la decisión del Comité de Ministros, o devolver el proceso hasta alguna instancia anterior al ICE.

Esta última opción -calificada como “intermedia”- ha ido cobrando fuerza en los últimos días entre algunos actores cercanos al proceso, principalmente porque el tribunal antofagastino ya mostró su intención de dar una nueva oportunidad a la empresa para que subsane las observaciones que determinaron su rechazo, principalmente asociadas a la línea de base del transporte marítimo.

Esta inclinación quedó en evidencia con el inédito llamado a conciliación que hicieron los magistrados a las partes, el cual -sin embargo- no fructificó debido a la negativa del gobierno para presentarse a esa instancia.

Conciliación

Fuentes cercanas al proceso se inclinan porque el tribunal decidirá retrotraer el trámite de evaluación, pero con algunas consideraciones.

Estas condicionantes apuntarían a asegurar la solución de algunos aspectos que el tribunal considera fundamentales y que esperaba despejar con su llamado a conciliación de marzo pasado.

En rigor, el ministro redactor del documento -Marcelo Hernández- estaría dando forma a un texto que asegure aquellos aspectos que los ministros habían incluido en las bases de conciliación que no alcanzaron a ser presentadas.

Con todo, la opción “intermedia” de retrotraer la tramitación del proyecto -que consideraba una inversión de US$2.500 millones- hasta un punto anterior al ICE es vista con buenos ojos por quienes están a favor que éste se desarrolle.

El abogado Carlos Claussen, quien es secretario general de la sociedad nacional de minería (sonami) y representa a la Asociación Minera de La Higuera en este proceso admitió que esa opción “permitiría a la empresa corregir algunas observaciones asociadas, principalmente a la línea de base del transporte marítimo y desde mi punto de vista también otorgaría una mejor licencia ambiental a la compañía para llevar adelante el proyecto”.

En el lado opuesto, las ONGs participantes de este proceso judicial ya anunciaron que cualquier decisión del tribunal que no sea ratificar la resolución del Comité de Ministros, será objeto de un recurso de casación ante la Corte Suprema.

“Si el Tribunal Ambiental acepta la reclamación del titular, entonces interpondremos un recurso de casación ante la Corte Suprema para revertir el fallo. Esperamos que en esa instancia se sume el Comité de Ministros, representado por el SEA, para defender la resolución que rechazó el proyecto”, dijo a este medio la abogada de Oceana, Javiera Calisto.

Plazos

Es en este escenario que el Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta se mantiene trabajando en el fallo.

Y pese a que el plazo de 30 días anunciado por el tribunal venció el miércoles pasado, el viernes -a través de un comunicado de prensa- informaron que “que a la fecha la sentencia no se ha dictado, que en tanto se dicte será notificada a las partes y publicada en el sitio web del Primer Tribunal ambiental”.

Hasta avanzada la tarde de ayer no había novedades, sin embargo todo indica que el esperado fallo sobre la reclamación de Andes Iron será entregado esta semana.